Börü: El simbolismo del lobo en la mitología turca

Börü: El simbolismo del lobo en la mitología turca

El lobo, conocido como «börü» en turco antiguo, asume un papel central y cautivador en la mitología turca. Incrustado profundamente en la conciencia colectiva de los pueblos túrquicos, el lobo se erige como un emblema tanto del miedo como de la admiración, encarnando una compleja dualidad que entrelaza su ferocidad con sus reverenciadas cualidades. Como símbolo del espíritu indomable, el lobo sirve como nexo para comprender la reverencia profundamente arraigada por la naturaleza y la conexión trascendental entre los humanos y la naturaleza en los mitos turcos.

El contexto geográfico y cultural de la mitología turca

Los pueblos túrquicos, cuyos orígenes históricos se remontan al corazón de la estepa euroasiática, han cultivado un paisaje cultural multifacético que abarca una síntesis de elementos animistas, chamánicos y mitológicos. El surgimiento y el desarrollo de estos sistemas de creencias se han visto profundamente influenciados por el contexto geográfico en el que se propagan.

Abarcando una vasta región desde las estepas de Europa del Este hasta las majestuosas montañas de Altai, la forma de vida nómada y trashumante de los pueblos túrquicos estaba inextricablemente entrelazada con el mundo natural. La diversidad geográfica de su entorno, caracterizada por las interminables extensiones de llanuras cubiertas de hierba, escarpadas cadenas montañosas, tundra y densos bosques, influyó profundamente en su conexión espiritual con el reino animal. A medida que atravesaron estos vastos paisajes, sus encuentros con variada fauna y flora sin duda dejaron una marca indeleble en sus percepciones mitológicas y cosmológicas.

La inmensidad de sus territorios y el estilo de vida nómada exigió un profundo aprecio y reverencia por la naturaleza, lo que, a su vez, encontró expresión en sus mitos y leyendas. En los sistemas de creencias turcos, los límites entre los reinos humano y animal se desdibujan, lo que lleva a representaciones antropomórficas de animales, incluido el lobo, que encarnan cualidades similares a las humanas y participan en interacciones complejas con los humanos. La fusión de las características humanas y animales simboliza la interconexión de todos los seres vivos dentro del orden natural y sirve para forjar una conexión más profunda entre los turcos y los animales que habitan su mundo.

Börü: El simbolismo del lobo en la mitología turca
En turco antiguo, la palabra «börü» significaba «lobo». El pueblo túrquico sentía tanto admiración como un profundo temor por los lobos. Como resultado, al referirse a los lobos para evitar llamarlos, eligieron palabras diferentes en lugar de usar sus nombres reales, un fenómeno lingüístico conocido como eufemismo. Los turcos Oghuz, en particular, optaron por la palabra «kurt», que era el nombre de un gusano de la fruta, en lugar de «börü». Con el tiempo, la palabra «kurt» reemplazó gradualmente a «börü» en su vocabulario.1

A medida que estas creencias y costumbres se transmitían a través de generaciones sucesivas a través de la tradición oral, la mitología turca experimentó un proceso gradual de acumulación, lo que resultó en la adquisición de capas de profundidad y complejidad. A lo largo del tiempo, una confluencia de influencias históricas, culturales y lingüísticas ha contribuido significativamente a la evolución dinámica y la diversificación de la mitología turca en distintas regiones, dando lugar a un rico mosaico de variaciones locales e interpretaciones matizadas.

La proximidad de los pueblos túrquicos con otras civilizaciones destacadas, como los persas, los chinos, los eslavos, los mongoles y los ugrofineses, facilitó un intercambio dinámico de ideas culturales y religiosas. En consecuencia, los elementos de los sistemas de creencias vecinos se abrieron paso en la mitología turca, enriqueciendo aún más su narrativa.

A pesar de la absorción de influencias externas, los pueblos túrquicos han preservado hábilmente su identidad cultural única y sus temas mitológicos centrales.

El lobo en los sistemas de creencias turcos: simbolismo y significado

A lo largo de la mitología turca, la naturaleza asume un estatus venerado y personificado, donde los animales y los cuerpos celestes emergen como potentes símbolos que representan las fuerzas naturales y los elementos cósmicos. El lobo, en particular, ocupa un papel central como depredador ápice y ejemplo supremo de supervivencia en los formidables paisajes de Eurasia. Dentro del marco mitológico, el lobo encarna una miríada de significados simbólicos que reflejan intrincadamente la relación multifacética entre el pueblo túrquico y su entorno. Esta representación simbólica del lobo subraya su importancia como una criatura emblemática que resuena profundamente dentro de las dimensiones cosmológicas y espirituales de la cultura turca.

Como depredador ápice, el lobo encarna una confluencia de características, que encapsulan la fuerza, la astucia y la adaptabilidad, provocando así miedo y admiración entre las comunidades turcas. La mitología turca, con su propensión al antropomorfismo, a menudo retrata al lobo como una manifestación de una amalgama única de rasgos humanos y animales, otorgándole la personalidad de un símbolo indomable de los instintos primarios y las fuerzas naturales.

Börü: El simbolismo del lobo en la mitología turca
La capacidad incomparable del lobo para soportar los desafíos de los terrenos euroasiáticos le otorga un papel simbólico importante en la mitología turca, que representa fuerza y perseverancia.

Es digno de mención que la representación del lobo en la mitología turca permanece visiblemente desprovista de adjetivos subjetivos, evitando cualquier inclinación a asignar valores morales inherentes de bondad o maldad a esta venerada criatura. Más bien, el lobo emerge como un símbolo de poder puro y naturaleza salvaje, encarnando el intrincado equilibrio del mundo natural tal como se percibe a través de la lente pragmática de los pueblos túrquicos. En esta visión del mundo, la coexistencia armoniosa de depredadores y presas adquiere una importancia primordial, ya que ambos desempeñan papeles indispensables en el mantenimiento del equilibrio ecológico sobre el que gira el fundamento mismo de la existencia.

La neutralidad y la objetividad incrustadas en la caracterización del lobo en la mitología turca reflejan la profunda conexión entre el pueblo turco y su entorno, trascendiendo las dicotomías simplistas centradas en el ser humano. El lobo emerge como una entidad enigmática e imponente, que encarna la esencia primordial de la dinámica de la naturaleza. Esta representación integral del lobo resuena como un poderoso recordatorio de los destinos entrelazados que entrelazan a los humanos con el vasto mundo natural, una interacción cósmica que ha dado forma a la conciencia colectiva de las comunidades turcas a través de generaciones. En esta representación, la imagen del lobo, desprovista de juicios subjetivos, encuentra su lugar como símbolo de la interacción de los ciclos de la vida y los vínculos inextricables entre los humanos y el orden natural.

Lobos en leyendas y folclore turco

El folclore turco está repleto de cuentos que presentan a los lobos como personajes centrales, mostrando su presencia omnipresente en la imaginación colectiva de los pueblos turcos. Estas historias a menudo representan a los lobos como adversarios formidables y aliados leales, lo que refleja la dualidad de su simbolismo.

Un tema predominante en el folclore turco es la representación de los lobos como criaturas sabias y astutas. Abundan las leyendas de lobos que engañan a los humanos u otros animales para lograr sus objetivos. Estas historias sirven como cuentos de advertencia, recordando a los oyentes los peligros de subestimar la inteligencia de la naturaleza.

Por el contrario, los lobos también se representan como protectores y guías en el folclore turco. En algunos mitos, ayudan a personas perdidas o benévolas, llevándolas a un lugar seguro o revelando verdades ocultas. Esta representación destaca el respeto que el pueblo turco tenía por estas criaturas, reconociendo su papel esencial en el orden natural.

El mito de Asena: la loba materna en la mitología turca

Asena es el nombre de una loba en la mitología turca. Según las leyendas, un día Asena encuentra a un niño que sobrevivió a una batalla y lo cuida. A medida que el niño crece, deja embarazada a la loba y ella da a luz a 10 hijos varones.

La tribu conocida como «Aşina» en turco, que fundó el primer kanato turco, remonta su ascendencia a estos 10 niños nacidos de Asena.2

Asena se conoce como Bozkurt (Lobo gris) en algunos cuentos.

La leyenda de Oğuz Kağan

Oğuz Kağan, también conocido como Oghuz Khagan u Oguz Khan, es el nombre de un emperador semilegendario en la literatura y mitología turca.

Según la leyenda, un día, mientras Oğuz Kağan dormía, su tienda se llenó de una luz brillante. De dentro de la luz emergió un lobo azul, que se le acercó y lo guió por un sendero. Guiados por el lobo azul, también conocido como «gök börü», Oğuz Kağan y su ejército lograron una importante victoria sobre su enemigo, Urum Khan, y anexaron sus tierras a sus propios territorios. Posteriormente, Oğuz Kağan continuó experimentando triunfos siguiendo la guía del lobo azul a lo largo de su vida, lo que finalmente llevó a su pueblo a la prosperidad.3

La epopeya de Ergenekon

Según la narración legendaria, la antigua población turca se vio atrapada en el valle de Ergenekon, rodeada por imponentes montañas tras escapar de las fuerzas adversarias. Posteriormente, durante un período de casi cuatro siglos, los turcos permanecieron confinados dentro de este valle hasta que se realizó su liberación mediante la intervención de un hábil herrero que fundió la montaña. Conmemorando este importante evento, el 21 de marzo de cada año, la población encendía fuegos y forjaba hierros al rojo vivo, al mismo tiempo que marcaba esta fecha como el inicio del nuevo año.

Algunos relatos históricos también afirman que los turcos recibieron orientación después de la fusión de una loba llamada Börteçine.

El mito de la creación de los uigures: el lobo paterno en la mitología turca

En la antigüedad, hubo un gobernante cuya belleza etérea de hijas capturó la imaginación de todos los que las contemplaron. Estaba firmemente arraigado en las creencias del reino que estas doncellas encantadoras estaban destinadas a unirse con Dios, lo que significa una conexión divina que trascendía las fronteras mortales. Para asegurar su destino sagrado, el gobernante recurrió a una medida extraordinaria, confinando a sus hijas dentro de una elevada torre anidada en los confines desolados de las tierras del norte.

Sin inmutarse por el paso del tiempo, el gobernante persistió con una devoción inquebrantable, suplicando ardientemente a Dios que concediera sus bendiciones a sus hijas, permitiéndoles abrazar sus uniones celestiales. Entonces, como en respuesta a sus oraciones sinceras, tomó forma una intervención divina, ya que Dios se materializó en la forma de un magnífico lobo. La unión mística de Dios y una, o quizás todas, de las hijas del gobernante llegó a buen término, y dieron a luz a numerosos descendientes, convirtiéndose en los progenitores anunciados del linaje Uigur.4

El papel del lobo en el chamanismo turco

El chamanismo ocupa una posición fundamental en la espiritualidad turca, sirviendo como intermediario entre los mundos humano y espiritual. Dentro de este sistema de creencias, los lobos asumen un papel prominente, siendo percibidos como poderosas entidades espirituales capaces tanto de ayudar como de desafiar a los chamanes en sus actividades místicas.

Las prácticas chamánicas turcas a menudo asocian a los lobos con la transformación y el cambio de forma. Durante los rituales, los chamanes pueden esforzarse por encarnar las características del lobo, buscando obtener conocimientos, fuerza o guía. La habilidad del lobo para atravesar varios reinos se vuelve emblemática de la profunda conexión del chamán con el mundo de los espíritus y la sabiduría que pueden obtener de tales interacciones.

Además, a veces se considera a los lobos como guías espirituales que ayudan a los chamanes durante sus viajes visionarios. Los atributos inherentes de resiliencia y adaptabilidad del lobo se perciben como cualidades invaluables para los chamanes que navegan por las complejidades de los reinos espirituales.

Tótem del venado y espíritu animal en el chamanismo

  1. «Makaleler ve İncelemeler – Cilt I-II», Abdülkadir İNAN, Türk Tarih Kurumu, Ankara, ISBN : 978-975-16-0333-3^
  2. «The Turks in World History», Carter Vaughn FINDLEY, Oxford University Press, 2004, ISBN-13: 978-0195177268, ASIN: 0195177266^
  3. «Oğuz Kağan Destanı (Turkish)», Wikisource, tr.wikisource.org^
  4. «Manas Destanı (W. Radloff) ve Kırgız kültürü ile ilgili tespit ve tahliller», Naciye YILDIZ, Türk Dil Kurumu, 1995^
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments